SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

lunes, 3 de febrero de 2014

El Ministerio de Seguridad de Argentina combate el tráfico de drogas


Decomiso de drogas: Las fuerzas de seguridad de Argentina decomisaron estos paquetes llenos de mariguana en Buenos Aires, el 13 de enero de 2014. La policía de la provincia de Buenos Aires decomisó una tonelada de mariguana y arrestaron a tres presuntos traficantes de drogas. El Ministerio de Seguridad se está haciendo cargo de  la lucha contra el tráfico de drogas. [Fotografía: AFP / NA]

ARTÍCULO COMPLETO:

Un nuevo decreto presidencial para luchar contra las drogas 

Por Rosalía Santareno 

El Ministerio de Seguridad de Argentina asume la responsabilidad de la lucha contra el tráfico de drogas, dijeron las autoridades.
La Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR) ha sido la responsable de la lucha contra el tráfico de drogas. La transferencia de la responsabilidad fue oficial el 17 de enero de 2014, cuando un decreto del gobierno que anunció el cambio fue publicado en el Boletín Oficial y firmado por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el Jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, y la Ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez.
“Es necesario coordinar las acciones de las fuerzas de seguridad nacional y provincial para disminuir el tráfico ilícito de drogas y precursores químicos”, señala el decreto.
El Secretario de Seguridad, Sergio Berni, es ahora el encargado de la elaboración y la ejecución de estrategias para combatir el narcotráfico. En cuanto a SEDRONAR, ahora supervisará los programas destinados a prevenir el uso indebido de drogas y para ayudar a las personas que padecen de una adicción.
Los cambios permitirán que las fuerzas de seguridad sean más eficientes y eficaces en la lucha contra el narcotráfico, dijeron las autoridades.
La cooperación entre las fuerzas de seguridad es crucial
La cooperación y la colaboración entre las fuerzas de seguridad es crucial en la lucha contra el tráfico de drogas, dijo el Comisario de la Policía Argentina, José Efraín Marro, exdirector de la Policía Comunal de Lobos, en la provincia de Buenos Aires.
“Este reto solo se logrará si se realiza trabajo en conjunto. La Policía Municipal, la Policía Federal, la Gendarmería Nacional, el Servicio de Guardacostas y las Fuerzas de Seguridad Portuaria entre otros, tendrán que intervenir”, dijo Marro. “Para realizar esta tarea será necesario que estemos actualizados y seamos rápidos para responder.”
La violencia generada por el tráfico de drogas es una de las mayores preocupaciones para las fuerzas del orden, dijo el comisario. “En los últimos quince años, el consumo de drogas elaboradas con base de cocaína se ha incrementado drásticamente, lo que se refleja en los altos índices de delincuencia que existen hoy en Argentina”, comentó Marro.
Los laboratorios de drogas clandestinos comenzaron a surgir en Argentina en el año 2010, de acuerdo con los reportes publicados. Los operarios de las organizaciones del narcotráfico han creado laboratorios de drogas más grandes y sofisticados en los últimos años, dijeron las autoridades.
Desde el año 2012, las fuerzas de seguridad argentinas encontraron y desmantelaron dos laboratorios de prtocesamiento de cocaína, que las autoridades sospechan que producían más de 6 toneladas de cocaína al año. En 2013, las fuerzas federales y la policía de Buenos Aires decomisaron más de 5.6 toneladas de cocaína.
Los traficantes de drogas siguen transportando cocaína a México, Estados Unidos y Europa, pero también están vendiendo grandes cantidades de la droga en Argentina, dijeron las autoridades.
Las fuerzas de las policías federal, estatal y local trabajarán arduamente para erradicar la venta de drogas en el país, dijo Marro.
Los agentes de la policía recibirán la mejor capacitación y equipo, y se “cumplirá con todas las normas, leyes y reglamentos”, declaró Marro, quién también se desempeña como subdirector internacional para la Organización de Procedimientos Policiales.
“Tanto estos oficiales como sus familias tendrán que estar altamente protegidos por el estado, recibir salarios más elevados y estar asegurados, en fin, de tal manera que el oficial no tenga otra preocupación que no sea su trabajo", comentó Marro.
Es importante que los agentes de policía asignados a la lucha contra el tráfico de drogas cuenten con altos estándares, con “controles para prevenir la corrupción y garantizar la disciplina”, señaló Marro. Debe haber “un castigo severo” para los agentes policíacos que traicionen su juramento y violen la ley, dijo Marro.
“Tanto estos oficiales como sus familias tendrán que estar altamente protegidos por el estado, recibir salarios más elevados y estar asegurados, en fin, de tal manera que el oficial no tenga otra preocupación que no sea su trabajo", comentó Marro.
La coordinación de este plan de seguridad en Argentina es la fase inicial. Hasta el momento, las fuerzas de seguridad o las agencias de policía asignadas a esta tarea conocida como decreto 48, aún no están definidas. “No existe cooperación entre los países vecinos y la cooperación es esencial”, dijo.
Aumento de violencia por el tráfico de drogas
Argentina ha experimentado un aumento de violencia en los últimos años. Los traficantes de drogas son responsables de gran parte del derramamiento de sangre, dijeron las autoridades.
Gran parte de la violencia se ha producido en el norte de Argentina, donde los traficantes de drogas están especialmente activos, dijeron los oficiales. Se han registrado más de 1,000 homicidios en la región desde el año 2005, dijeron los oficiales.
En 2010, por ejemplo, hubo 119 homicidios en la ciudad norteña de Rosario, en el departamento de Santa Fe. El número de asesinatos en la ciudad de Rosario ha aumentado cada año desde entonces: 170 homicidios en 2011, 188 asesinatos en 2012 y 165 homicidios en 2013. Al menos el 80% de los asesinatos estaban relacionados con el tráfico de drogas, dijeron las autoridades.
Los traficantes de drogas constituyen la principal amenaza para la seguridad, no solo en Argentina, sino en toda la región, de acuerdo con el analista de seguridad Jorge Corrado, Vicepresidente del Instituto de Estudios Estratégicos de Buenos Aires, Argentina (IEBBA) y profesor de derecho internacional en la Universidad Católica de La Plata.
“La principal amenaza a la seguridad en América del Sur hoy en día es el narcotráfico”, dijo Corrado. ”Argentina alguna vez fue una ruta de paso de drogas para los países productores de cocaína como Colombia, Perú y Bolivia, o de mariguana proveniente de Paraguay hacia Europa y África. Ahora, se ha convertido en un importante productor y consumidor."
“El comercio de la droga se infiltra en las redes de poder y genera violencia. En donde se producen drogas, (la violencia) está presente”, señaló Corrado, quien es miembro del Centro de Estudios Estratégicos en la Escuela Superior de Guerra del Ejército Argentino. “El narcotráfico es una amenaza para el estado, por lo tanto, el estado debe luchar contra el narcotráfico.”
El valor de la inteligencia estratégica
Además de cooperar con los demás, las fuerzas de seguridad necesitan desarrollar la inteligencia estratégica para derrotar a los traficantes de drogas, indicó Corrado. Esto incluirá la información de inteligencia sobre los grupos del crimen organizado que operan en el país, quiénes son sus dirigentes, cuáles son las alianzas que tienen y en qué regiones operan.
“Debemos trabajar juntos bajo un plan de seguridad definido”, comentó. “Debemos establecer una estructura de inteligencia delictiva, analizar a profundidad el crimen organizado internacional y hacer uso de todos los instrumentos del estado.”
Incremento de las tasas de adicción
Además de transportar grandes cantidades de drogas, principalmente cocaína, a través de Argentina hacia México, Estados Unidos, Canadá y Europa, en los últimos años las organizaciones delictivas transnacionales han vendido cantidades de drogas cada vez mayores a nivel nacional, según los informes publicados.
Argentina tiene la mayor cantidad de consumidores de cocaína en América Latina, según los reportes publicados.
El narcotráfico y la venta de drogas a nivel nacional han generado un efecto devastador en la sociedad argentina, dijo Claudio Izaguirre, presidente de la Asociación Antidrogas de la República Argentina (AARA). La AARA desarrolla y ofrece programas de tratamiento para el abuso de sustancias.
“La tragedia del tráfico de drogas ha influenciado profundamente a nuestra sociedad”, declaró Izaguirre.
Al menos seis organizaciones delictivas transnacionales producen drogas en Argentina o las transportan a través del país, dijeron los oficiales de la ley.
Por ejemplo, un grupo boliviano del crimen organizado en el barrio Liniers produce cocaína en polvo y crack. Un cártel de drogas colombiano utiliza los puertos argentinos para transportar cocaína en barco hacia Europa. Los grupos dominicanos del crimen organizado venden cocaína en polvo y crack en las calles de Argentina.
Argentina necesita más prevención del consumo de drogas y programas de tratamiento para ayudar a los adictos y también a las personas que podrían estar tentados a usar drogas, dijo Izaguirre. “Los adictos y sus familias son claramente vulnerables”, comentó.
FUENTE: DIÁLOGO